Lo + leído

20 noviembre 2007


Capítulo 9: Copa a medio vuelo
Zanky odiaba al profesor Malfoy, no podía creer que algo tan bueno como la magia tuviera que ser estropeado por alguien a quien apenas conocía. Pero su hijo Dracon era peor, durante las clases de Lociones ganaba más puntos que el propio profesor, y encima miraba a Zanky con cara de decir “eres más feo que una pelusa”.

Aquella mañana empezaron a llegar loros al Gran Comedor a través de las ventanas.

- ¡El correo! – gritaron algunos alumnos.

Los loros iban y venían por el techo de la sala, buscando a sus dueños y lanzándoles paquetes. A Jermayoni y a Jana les cayeron dos paquetes de “La Bruja Adolescente, ¿cómo superar la rotura de una uña?”, a Ernie le cayó un paquete y luchaba para poder abrirlo a mordiscos. Zanky se giró para ver si Ron había recibido algo, pero Ron no estaba, se había escondido debajo de la mesa.

- ¿Qué haces ahí?

- Los loros, me tienen manía – su voz parecía frustrada – me han llenado de cacas, no los soporto, ¿por qué a nadie más le pasa? ¿por qué sólo yo?

- Tranquilo Ron, seguro que es el perfume que usas o... – Zanky vio lo que tenía Ernie en las manos – Ala! ¿Qué es eso?

- Es una recordadora, sirve para avisarte si se te ha olvidado algo, si eso pasa, se vuelve amarilla – la recordadora se volvió dorada en ese mismo momento – mmm... vaya, se me olvida algo... ¿qué será?.

- Ponerte calcetines, eres más tonto.... – Dracon había aparecido detrás de Ernie, con una postura amenazante y sin apartar una mirada golosa de la recordadora - ... que tonto.

- ¡Oh! Es cierto, no llevo calcetines.... ¡carambolas! Tampoco me he puesto los zapatos, voy a cambiarme ya mismo. – Algo tiró de la mano de Ernie – ¡eh! ¿Qué haces Dracon? ¡Devuélveme mi recordadora!

- ¿Qué recordadora?

- La que te estás metiendo en el bolsillo – detrás de Dracón había aparecido Charlie Weasley, cruzado de brazos y mirando atentamente a Dracon, daba verdadero miedo estar en su contra – devuélveselo inmediatamente, dijo arremangándose la camisa, dejando ver sus brazos musculosos.

- Si, si, sólo la estaba viendo, uuuh, qué bonita, felicidades Ernie, ea, ¿ves? Nada más – Dracon forzó una falsa sonrisa y salió corriendo.

[...]

-Tía, ¿qué es esto? – estaban en los terrenos próximos al castillo, la profesora Hooch había reunido a los alumnos de Hufflepuff y Slytherin ahí para recibir su primera clase – estas escobas... como nos hagan barrer el patio me muero, de verdad, o sea.

- ¿Qué nos van a aser barré? Xiquilla, que tengo la manicura resién hexa, no nos pueden haser esto, de verdad, se están pasando tre pueblo po lo meno Jerma, de verdá.

Ron se reía de la conversación de Jermayoni y Jana, llegó la profesora y apenas pudo contener la risa cuando la profesora le dio sin querer en la frente con la escoba que llevaba en la mano.

- Lo siento jovencito, ¿te he hecho daño? – al girarse para mirar a Ron golpeó a otra chica - ¡oh! Lo siento bonita, ha sido sin querer – la escoba golpeó a Ron de nuevo en un ojo – Lo siento de nuevo angelito mío, ¡qué torpe estoy! – la chica de antes no pudo evitar un nuevo golpe de escoba - ¡Merlín! Qué me pasa hoy, perdona guapa, ya bajo la escoba...

- Ron... – dijo Zanky por lo bajini – creo que ya he encontrado a alguien tan especial como tú, si quieres le digo a esa chica que te gusta.

- Bien, soy la profesora Hooch, yo imparto la clase de vuelo, os enseñaré a usar las escobas para llegar a lo más alto – con esa frase levantó su brazo derecho en dirección al cielo, y no dijo nada hasta pasados cinco minutos, mientras los alumnos se miraban sin entender hasta que la profesora continuó – zzzzzzzz no mami no, hoy no tengo clase, no quero, no quero zzzzzzzzz. Esto.... ejem, perdón, he pasado mala noche, bien, sigamos, colocaos a la derecha de la escoba y gritadle con la mano firme VEN P’ACA.

Los alumnos empezaron a gritar ven p’aca a las escobas, pero ninguna se movía.

- Era broma, pringaaaaos, jajajaja, nah, ahora en serio, agachaos y agarradlas vosotros mismos fuertemente. – los alumnos agarraron las escobas pensando en la estabilidad mental de la profesora – ahora quiero que os sentéis sobre ellas y deis un pequeño paso, os elevareis unos metros, después inclinaos para delante y aterrizad, bien, a la de tres.... una, dos y.... CUATRO, muajaja, nah, broma broma, levantaos del suelo los que os hayáis caído... ¡TRES!

Los alumnos se elevaron del suelo, unos caían, Jermayoni y Jana se mantuvieron en tierra ante el riesgo de despeinarse, murmurando que la próxima vez se pondrían más laca. Unos se estrellaban contra otros, algunos iban boca-abajo, y entre ese montón de alumnos destacó Ernie, que comenzó a subir, y subir, y subir y subir hasta que se perdió de vista.

- ¡Oh oh! – la profesora parecía ausente - ¿y ahora qué hago? Ya está les diré que Tita ha perdido a este alumno y todo arreglado.... – en ese momento se oía un grito de lejos que se acercaba, era Ernie que caía en picado hasta el suelo – ¡Colchonetum césped!

Ernie rebotó contra el césped como si fuera una cama elástica, pero chocó contra un muro y comenzó a sangrarle la nariz.

- Oyoyoi... mmm... estoy es claramente una rotura hemofílica leve de las napias, bien, me llevo a este alumno a la enfermería, el alumno que se atreva a hacer volar una escoba se quedará sin recreo en menos de lo que se dice supercalifrasquilisticoespialidoso – la profesora acabó la palabra cuando ya había cruzado la puerta del castillo.

- ¡¡¡¡¡Dioooooos, como duele!!!!! – algo redondo golpeó a Ron en la cabeza- de esta me sale un chichón fijo.

Dracon se agachó a recoger el objeto, era la recordadora de Ernie.

- Vaya vaya vaya, así que tenemos aquí un cabezón ¿eh? A cualquiera le hubiera partido la cabeza esta recordadora a la velocidad a la que caía, pero tú Weasley, ni siquiera te has despeinado, más que nada porque ya estás despeinado, no como yo, que voy siempre con mi peine de calle... tienes la cabeza más dura que he visto nunca, cabezón.

- Dame esa cabez... recordadora Dracon – dijo Zanky, haciendo caso omiso a lo que le había dicho a Ron.

- Tendrás que quitármela... – Dracon subió en su escoba y se elevó.

Zanky intentó imitarle, pero Jermayoni se lo impidió.

- No Zanky, en serio, no merece la pena despeinarse de esa forma tan cruel, aún podemos salvar tu pelo Zanky, hazlo por la salud de tu cabello, porque él lo vale.

Zanky se liberó de Jermayoni y alzó el vuelo encima de su escoba persiguiendo a Dracón.

- Vaya vaya Zanky, manejas muy bien la escoba... ¿quieres la recordadora? ¿la quieres? Bien, buen chico, pues.... – Dracon lanzó la recordadora lejos – ala, ve a buscarla, después vas y lo cascas.

Zanky salió volando en dirección a la recordadora, no podía haberla tirado en otra dirección el maldito rubiales, Zanky tuvo que esquivar pilastras, estatuas, gárgolas, loros, melocotones que alguien estaba lanzando desde un melocotonero cercano... hasta que por fin, a tres milímetros de atrapar la recordadora, se estrelló contra una ventana, atravesó el cristal y acabó dando volteretas junto son su jefe de casa, el señor Sam Turno, que en esos momentos estaba haciendo la cama.

- ¿Pero qué recórcholis? ¡eh! Tú, ¿de qué vas? Te crees que puedes esquivar todos esos obstáculos con tu escoba, estrellarte contra mi habitación, tirarme al suelo, e irte así, de rositas? No no no no no, acompáñame Zanky, creo que ya tenemos cazador nuevo...

Zanky pensaba que se había quedado sin algo más que un recreo, siguió por las escaleras mecánicas al señor Turno hasta llegar a un aula.

- Perdona Quirrito, ¿te importa que me lleve al joven Wood un momentín de nada?

El profesor Quirrel dio su permiso y un muchacho de quinto curso, que se reunió con ellos.

- Wood, ya tenemos nuevo cazador para el equipo de Quidditch, empieza por Zan y acaba por Ky... sí, Zanky Potter, ale, esta tarde te lo llevas y le enseñas a jugar. Zanky, vuelve al patio, creo que tienes que hablar con la profesora Hooch, aunque probablemente ni se acordará de quien eres...

[...]

- El Quidditch es muy fácil de entender, verás, tú eres cazador, tu misión es llevar esta pelota llamada Pelota, que estoy llenando de aire – Wood hablaba mientras agarraba aire – hasta colarla en uno de los tres aros que hay elevados en el aire en cada punta del campo – Wood volvía a soplar – mientras deberás evitar los golpes de los Pelotazos, son esas bolas duras de la caja, duelen que no veas, los golpeadores son los que van con un bate guiando los Pelotazos a los miembros del equipo contrario, y protegiendo a los suyos. A la vez tenemos un buscador, que debe encontrar una snitch dorada, que es esa pelotita con alas... quien encuentra la snich gana – soplido – así que el resto jugamos sólo para entretener a la gente con nuestro sufrimiento... yo soy el guardián, me encargo de que las Pelotas del equipo contrario no entren por nuestros aros.

Cuando Wood terminó de hinchar la Pelota un loro se posó encima y, clavándole sus uñas, lo reventó.

- Bueno... si eso entrenamos otro día, ¿vale? – Wood decía eso mientras rascaba fuertemente la cabeza del loro, atrapado entre los brazos del muchacho.

De vuelta en el castillo contó todo a Ron, quien se moría de envidia porque no era nada común que los de primer año estuvieran en un equipo de Quidditch. Subiendo por las escaleras mecánicas vieron algo blanco y brillante por un pasillo.

- ¡La copa Ron, la copa! – los dos chicos salieron corriendo por donde creían haber visto la copa pasar, las armaduras ya les habían dado cuatro o cinco capones a cada uno cuando se estrellaron con Jermayoni.

- ¡Aaaah! Jopetas, qué susto, sois vosotros, necesito un espejo urgentemente, o sea, Jana está en la enfermería porque le ha salido una espinilla y no tengo a quien consultarle ahora, y.... obviamente, vosotros no entendéis, tengo que mirarme a ver si me he hecho bien la raya del ojo, he tenido que improvisar en los pasillos, seguro que me he hecho un desastre.... ¡ei! Vamos por aquí, seguro que en esa habitación donde pone “Vente, que es mejor” hay alguno...

Los tres chicos entraron en la habitación, de pronto la puerta se cerró y un gran rugido les hizo brincar, por la ventana entró un murciélago.

- ¡Oh no! ¡No hay espejos! Ese no es.... ¡es Igor! El murciélago del profesor Malfoy, ¡Corred! No podemos dejar que me vea así, con estas pintas de hortera. – Jermayoni comenzó a correr con sus tacones hasta el fondo de la habitación.

- Chicos – Ron estaba preocupado. – este es el tercer piso, lo tenemos prohibido, y en la puerta pone “Vete, aquí el horror” no “Vente, que es mejor”...
Un nuevo rugido les hizo desesperar.

- ¡Alohomora! – La puerta del fondo de la habitación se abrió gracias al hechizo de Jermayoni – lo aprendí en “La Bruja de Oro” una revista que enseña a escapar de los padres cuando intentas irte de compras.... ¡pasad! Nos esconderemos aquí.

La habitación se iluminó, los tres alumnos se dieron la vuelta al oír una potente respiración, ahí había un dragón escarlata con muchos cuernos dorados alrededor de la cara, un hocico estrecho y ojos enormes que les miraban con furia.

- ¿Alguien más se ha hecho pis en los pantalones? – Ron dio un paso atrás mientras Jermayoni y Zanky intentaban abrir la puerta despacio para no enfadar al dragón – Dragón bueno, dragón bonito...

El dragón se alzó y, abriendo la boca, creó una llamarada en forma de hongo directamente sobre los tres jóvenes, que apenas lograron cerrar la puerta tras ellos al salir.

- ¡Oh dios mío, un dragón en Hogwarts! sssffff, ¿no oléis a quemado? – antes de que Ron descubriera de dónde procedía el olor a chamusquina vio a Jermayoni corriendo desesperada en dirección a la puerta de salida como si fuera una cerilla prendida.

- ¡Mi pelo! ¡Mi pelo! ¡¡La laca es inflamable, Socorroco!! ¡¡Agua!! – Jermayoni corrió hasta el primer lavabo que vio para apagarse el pelo.

- Esta chica es un poco gafe... – dijo Ron con la camisa en llamas.

Los tres chicos consiguieron llegar hasta la sala común sin llamar demasiado la atención.

- Tres cositas – dijo Jermayoni junto al dormitorio de las chicas - una, no tengo problemas de visión, ni muerta me pongo gafas. Dos, vosotros deberíais aprender a defender a una chica tan delicada y sexy como yo, un poco más y ese dragón me convierte en un chuletón jugoso. Y tres, como digais a alguien donde he metido mi pelo para apagar el fuego os retiro el carnet de padres, ¿capizzi?. Hemos estado a punto de morir.... o peor, que me destrozara mi blusa nueva, no sé qué pretenden poniendo ese dragón para custodiar la trampilla que había debajo –Jermayoni no paraba de hablar, cuando estaba nerviosa no dejaba hablar al resto – pero por estas –se besó el puño – que lo averiguo. Y ahora, Ron, creo que deberías cambiarte de camiseta y de pantalones, ya de paso mejor te duchas – añadió haciendo un gesto con la nariz y despidió a Zanky con un cortés movimiento de cabeza antes de cerrar la puerta con sus tacones en la mano.

12 comentarios.

  1. Dania dice:

    OSEA TE LO JURO!!!!

    dios mio me ha encantado ROn..y la clase de veulo es genial,m no se de donde sacais ideas tan divertidaSA

  2. Anónimo dice:

    "Hemos estado a punto de morir.... o peor, que me destrozara mi blusa nueva" xD ¡¡¡Adoro esta jermayoni!!!

    ¡jajaja! ¡El capitulo estuvo de 1000! ¡Me duele la mandíbula de tanto reirme! xD

    BeSiToS...!

    sofidepotter

  3. Anónimo dice:

    Mia

    eres mas feo que una pelusa xdxdxd

    osea, jerma es ideal, sabes?? en serio, te lo juro por la cobertura de mi movil... osea, si....

    por cierto: "m'ofrehco a colaborá en l'asento de jana... que vusotros sois mu fisnos shiquillos" xdxd

  4. Mia!! Te voy a prohibir comentar en este blog ¬¬ no puede ser que tus comentarios provoquen más risa que la historia, jejejeje XD

  5. Jajajaja... lo mejor de todo es Tita, con sus instintos cachiles y wesleales XD De verdad, da miedo XD

    Felicidades Zanky y Tita XD

    PD: Me extraña no ver a Tita consiguiendo Copas... después de todo ella es la reina copera

  6. *boreal* dice:

    jaja¡Pobre Ron!Menudo traumón con los loros
    WWaajajaja¿¡Ven p´aca!, supercalifrasquilisticoespialidoso
    jajaja la profe de vuelo está fatal del peluquín.
    jaja

  7. Anónimo dice:

    *isra hace su entrada en escena*

    Se me estan acabando las palomitas!!chicos, para cuando el siguiente capitulo??

    Muy buenos!! sobre todo el amor de las lechuzas por ron...tita, si es que me terminas dando la razon :P

  8. Mapim dice:

    Me encantó la historia! No la habia leido: clases de lociones... y loros??? de lo mejor!!! Me he reído uff!! un resto!!
    Espero la próxima edición!

    PD: tu historia merece un premio... y si pudiera.. te lo daría!! ;P

  9. Mapim dice:

    Ah!! y olvidaba... Jermayoni... uy! como me gusta!! jajaja de nuevo... está lalo... lalocura!!

  10. xDDD morí... es que la clase de vuelo está osea! demasiado bueeeena!! xDD y el cabello de Jerma y el pobro Ron... xD

    A Ron lo persiguen los loros y a Zanky los melocotoneros xD moríiiiii de la risa.. si muero los pondré como los responsables y tendrán que hacerse cargo xDD..

    y ni que hablar del quidditch, la copa y supercalifragilisticoespiralidoso xDD

  11. Anónimo dice:

    Ola, what's up amigos? :)
    I will be glad to receive some help at the start.
    Thanks in advance and good luck! :)

  12. Anónimo dice:

    hi everybody


    just signed up and wanted to say hello while I read through the posts


    hopefully this is just what im looking for looks like i have a lot to read.

- Copyright © Zanky Potter - Date A Live - Soporte por Blogger - Diseño por Johanes Djogan - Modificado por Zancaturno -